Las siguientes empresas e instituciones confían en nosotros
para los tratamientos de sus
empleados, socios y afiliados


Encontranos
en Facebook
 



Durante años se ha buscado la forma de destruir selectivamente las células grasas prescindiendo de todo acto quirúrgico.

La tecnología de ultrasonidos permite tratar de forma selectiva las células grasas produciendo su rotura y eliminación sin dañar los tejidos de alrededor. El sistema es muy selectivo, lo cual asegura que el objetivo es el tejido adiposo subcutáneo y no otro.


ULTRACAVITACIÓN, La nueva liposucción sin cirugía
En que consiste?


La Ultracavitación consiste en un tratamiento no invasivo, de indicación y uso médicos, que combate la grasa localizada y la celulitis mediante la aplicación de un novedoso equipo de Ultrasonidos de nueva generación de Alta Potencia (10 veces superior a la tradicionalmente usada hasta ahora en estética).
Al ser un ultrasonido de alta potencia, produce una vibración o masaje mecánico que penetra entre 2 y 4 cm lo cual nos asegura que estamos trabajando directamente en la grasa y no en estructuras más profundas.
También conocida como liposucción sin cirugía, es una técnica no-invasiva (sin cirugía) para eliminar adiposidades localizadas con resultados altamente satisfactorios en reducción de volumen y además mejorías notorias en la celulitis.

No se hacen incisiones en la piel, no se necesita anestesia porque no duele, y al finalizar se puede continuar con las tareas habituales . Evita el quirófano, el dolor, el sangrado y las prolongadas , dolororosas e invalidantes recuperaciones post quirúrgicas.
Es a partir del desarrollo de equipos específicos de última generación, que podemos disponer de una autentica capacidad de tratamiento permanente de lipodistrofias o grasas localizadas.

A diferencia de los anteriores equipos de ultrasonidos, se utilizan frecuencias de mayor penetración, con mayor capacidad de compresión y de menor efecto térmico. Con esto se consigue generar campos de cavitación estable, lo que provoca la creación de micro burbujas con mayor tamaño de forma continua y controlada lo que permite mayor capacidad y efectividad. Las burbujas así creadas, acumulan energía hasta implosionar y colapsarse. Al crear este fenómeno en el agua contenida en el líquido intersticial del tejido adiposo, las células adiposas son expuestas a una sobrepresión tal que provocan la separación de paquetes en los nódulos grasos y la ruptura de la membrana o paredes celulares, con lo que provocamos la destrucción selectiva de la célula adiposa.
A su vez, al implosionar una burbuja tan grande, genera un microjet de alta presión que es lanzado contra otros adipocitos, lo que incrementa aún más la capacidad de acción. Esta implosión, favorece la rotura de las grasas ahora liberadas de sus membranas en cadenas más cortas de ácidos grasos que favorece su metabolización y eliminación natural por el cuerpo humano. Este principio de la física no había sido utilizado nunca hasta nuestros tiempos en medicina estética, y es la base de funcionamiento de la ultracavitación .

Es un tratamiento indicado para aquellas personas que quieren mejorar el aspecto de su cuerpo sin tener que acudir a la cirugía. Nos permite realizar tratamientos de depósitos grasos localizados y celulitis. Muy apropiado para abdomen, caderas, pantalón de montar, cara interna de muslos y rodillas, brazos y espalda.

No tiene ningún efecto secundario, no es doloroso (tan sólo se nota un cierto calor en la zona tratada) y no necesita prueba de alergia. Tan sólo se recomienda utilizar antes y después del tratamiento mucha hidratación.
Se aplica directamente sobre la piel, donde previamente aplicaremos un gel conductor y el paciente no percibe ningún tipo de dolor o molestia. De hecho el tratamiento es muy agradable, solo se percibe una pequeña vibración y un leve calor en la zona tratada.

La onda de ultrasonido hace vibrar el líquido intersticial (el que está en el tejido de sostén) y esa potente vibración rompe las células grasas,y sus componentes son eliminados del cuerpo por vías naturales.

CONCLUSIONES
Es un tratamiento indicado para aquellas personas que quieren mejorar el aspecto de su cuerpo sin tener que acudir a la cirugía.

Es una terapia ideal para solucionar los depósitos grasos localizados y la celulitis. Muy apropiado para abdomen, caderas, pantalón de montar, cara interna de brazos, muslos y rodillas y espalda.

No tiene ningún efecto secundario, no es doloroso (tan sólo se nota un cierto calor en la zona tratada) y no necesita prueba de alergia.

La técnica es sencilla: se aplica el cabezal del equipo directamente sobre la piel, donde previamente se coloca un gel conductor.

Tras someterse a un tratamiento de estas características, la piel puede mostrar un leve enrojecimiento que desaparece espontáneamente en muy pocas horas.

Por regla general se realizan 5 a 10 sesiones.
Cada sesión de Ultracavitación tiene una duración de entre 20 y 40 minutos, en función de la extensión de la zona a tratar. Una vez finalizada la aplicación de la Ultracavitación, es recomendable realizar una sesión de Radiofrecuencia Tripolar que favorece el drenaje y la firmeza de la piel.

VENTAJAS

• Es un tratamiento indoloro y seguro.
• No requiere intervención quirúrgica.
• Los resultados se hacen evidentes en las primeras semanas.
• Muy útil para el tratamiento de la celulitis y de la adiposidad localizada.


RESULTADOS
Los resultados son progresivos, no obstante tras la primera sesión ya es apreciable una mejoría de la piel. Logramos una importante reducción del perímetro y la eliminación progresiva y permanente de adiposidad localizada.

No existe inflamación ni alteración de los tejidos circundantes, por lo que no es necesario el reposo luego del tratamiento.